Campeche

El estado de Campeche se localiza en el sureste del territorio mexicano, dentro del área que conforma la península de Yucatán. Colinda al oeste con parte de Tabasco y el Golfo de México, sobre el cual tienen un litoral de 525.30 km; al este con el estado de Quintana Roo y el país centroamericano de Belice; al norte con el estado de Yucatán y al sur con Tabasco y la República de Guatemala.

Campeche tiene una superficie de 56.858 km2, donde habitan alrededor de 650 mil personas. Está dividido en 11 municipios: Calkiní, Calakmul, Campeche, Candelaria, Champotón, El Carmen, Escárcega, Hecelchakán, Hopelchén, Palizada y Tenabo.

Como en el resto de las 31 entidades federativas de México, el gobierno de Campeche está a cargo de un gobernador electo, que representa al poder ejecutivo y que cumple sus funciones por un periodo de seis años. En 2015 asumió el cargo el Lic. Alejandro Moreno Cárdenas, cuyo mandato concluirá en el año 2021.

La estructura de gobierno está dividida en 12 secretarías: Gobierno, Finanzas y Administración, Fomento Industrial y Comercio,  Pesca, Salud, Turismo, Ecología, Desarrollo Social, Contraloría, Desarrollo Rural, Educación, Cultura y Deporte, y Obras Públicas y Comunicaciones, así como la Procuraduría General de Justicia.

La economía campechana está basada en la pesca, agricultura, ganadería, recursos forestales y energéticos, industria y turismo.

El actual territorio de Campeche formo parte de la vasta región donde en la antigüedad se asentó y floreció la civilización maya, una de las más importantes de Mesoamérica, cuyo legado esta hoy presente no solo en importantes zonas arqueológicas, sino en también diecisiete etnias de herencia maya pura que habitan en diversas comunidades propias, básicamente en el denominado sur campechano.

Después de la conquista de México por los españoles (siglo XVI), indígenas y europeos se mezclaron y dieron origen a la raza mestiza, que predomina actualmente en todo el país. Campeche no es la excepción, y por ello su riqueza cultural está determinada por esa fusión, que constituye la base de tradiciones, folclore, música, costumbres y gastronomía. Todas ellas manifestaciones que sin duda pueden considerarse únicas en el mundo.